Recorriendo LISBOA en dos días. Parte 1

No siempre disponemos de todo el tiempo que nos gustaría  para visitar las grandes ciudades. En nuestro caso por ejemplo, hicimos toda la visita de Lisboa en dos días. En tan poco tiempo, por desgracia, sólo podemos ver lo más destacado de la ciudad. Aunque como siempre decimos, lo mejor de todo es dejarse llevar y perderse por sus calles empedradas. Disfrutar del ajetreo de sus avenidas lejos de las masas de turistas y atrapar toda la esencia que nos brinda.

A pesar de todo, si queréis ver Lisboa en dos días, aquí os dejamos una ruta con algunos de los puntos más destacados.

Lisboa en dos días

Recorrido de Lisboa en dos días. Ver en GOOGLE MAPS.

 

Comenzamos nuestro recorrido por los jardines que forman el Parque de Eduardo VII. Este parque alberga uno de los jardines botánicos más bonitos de Lisboa llamado Estufa fría.

 Lisboa en dos días

De aquí nos dirigiremos hacia la Avenida de la Libertad, una de las calles más importantes de la ciudad. Pero antes de llegar, se puede hacer una parada en la Plaza del Marqués de Pombal, que es el nombre que tiene la rotonda situada al final de la avenida. La estatua que se erige en esta plaza es la del Marqués de Pombal, quien fue gobernador de Lisboa en el siglo XVIII.

Lisboa en dos días

Paseando por la Avenida de La Libertad, nos adentramos poco a poco en el barrio de La Baixa, que es el barrio más céntrico e importante de Lisboa. Nos encontraremos de frente con el obelisco de la Plaza de los Restauradores, en memoria de los que se rebelaron contra la dominación española.

 Lisboa en dos días

A la derecha de la plaza está el Elevador da Gloria, que es el funicular que te subirá hasta el Mirador de San Pedro de Alcántara (3,60€ / viaje). Las vistas desde arriba son unas de las mejores de la ciudad.

 Lisboa en dos días

De vuelta a la Avenida de La Libertad, llegaremos hasta la Plaza del Rossio o también conocida como la Plaza de Don Pedro IV. Es una de las plazas más animadas de la ciudad rodeada de restaurantes y tiendas.

 Lisboa en dos días

Desde aquí ya os podéis perder por las calles empedradas de La Baixa. Es la zona de tiendas por excelencia. Si seguís caminando por la Rua da Augusta, llegará un momento en el que podáis ver a vuestra derecha el Elevador de Santa Justa. Este elevador es la forma más rápida de llegar desde La Baixa al Barrio Alto y poder contemplar las impresionantes vistas de Lisboa. Pero hay que tener en cuenta la cantidad de turistas que hay haciendo cola y el precio que tiene el trayecto (5€/viaje).

 Lisboa en dos días

 Seguimos por Rua da Augusta hasta llegar al Arco que lleva su mismo nombre. Este arco da acceso a la Plaza del Comercio. También se puede visitar y subir a ver las vistas desde arriba. Su precio es de (2,50€).

 Lisboa en dos días

La siguiente parada es la Plaza del Comercio, una de las más importantes, por ser donde estaba antiguamente el palacio real. Se le llamó así porque antiguamente hasta aquí llegaban los barcos mercantes, convirtiendo la plaza en la puerta de Lisboa. Se pueden contemplar las vistas del río Tajo y del Puente 25 de Abril, que recuerda al puente de San Francisco.

 Lisboa en dos días

Después de haber hecho un alto en el camino, nos vamos acercando a la Casa Dos Bicos y adentrando en el Barrio de La Alfama. La principal característica de la Casa Dos Bicos es su fachada decorada con piedras talladas en forma de diamantes. Hoy en día es una sala de exposiciones de la Fundación José Saramago.

 Lisboa en dos días

 Poco a poco subiremos la cuesta que nos lleva hasta la Catedral Sé que se alza imponente ante nosotros. Es la iglesia más importante y antigua de la ciudad. En las calles de alrededor se puede encontrar una amplia variedad de restaurantes.

 Lisboa en dos días

Después de comer, una buena opción es llegar hasta el Castillo de San Jorge, aunque eso sí, bajaréis la comida subiendo las cuestas, jajjaa. Es el punto más alto de toda Lisboa y desde allí se pueden contemplar una magníficas vistas de toda la ciudad. La entrada son 8€ pero merece la pena. Además, se permite la entrada de perros sin ningún problema!!

 Lisboa en dos días

Bajando del Castillo os recomiendo que os perdáis por las calles del barrio de la Alfama y podáis degustar de uno de sus helados artesanales, que están de vicio!! jejeje. Pero antes de llegar hasta abajo, una parada en el camino en el Mirador de Santa Lucía no tiene desperdicio. Os encontraréis con un mirador que posee los encantos típicos de Lisboa. Os podréis sentar es sus bancos de piedra y contemplar el ajetreo del río Tajo mientras escucháis música de algún artista local.

 Lisboa en dos días

Ya como final de la visita volvemos a Barrio Alto, que es el lugar de la vida nocturna. Es algo que no os podéis perder si vais a hacer una visita por Lisboa en dos días. El ambiente es muy animado, con mesas en las terrazas. Los locales por lo general son pequeños pero muy variados. Puedes tomarte un mojito o una cerveza en cualquiera de ellos y charlar con la gente local. También hay locales en los que se puede picar alguna cosa de comer antes de empezar la fiesta.

Puedes seguir con la segunda parte de ésta ruta por Lisboa en dos días.

Recorriendo LISBOA en dos días. Parte 1
4 (80%) 1 voto

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.