FRANCIA 2011: Languedoc-Roussillon

Debido a que en Vitoria se celebra la fiesta a “San Prudencio” y tenemos unos días de fiesta, hemos decidido hacer una escapadita a tierras francesas. Además estos días son buenos para viajar  ya que no hay festividad en ningún otro sitio y nos evitamos las aglomeraciones de gente. La zona que hemos elegido esta vez para visitar es Languedoc-Roussillon, igual os suenan más Carcassone ó el Canal du Midi que pertenecen a esta región. En total estaremos desde el miércoles 27 de Abril al domingo 1 de Mayo.


Día 1.- Miércoles 27 (Noche en Foix)

Salimos de Vitoria hacia las 18h con dirección a Toulouse para pasar allí la noche. A 80km de llegar a Toulouse hacemos una paradita técnica y mirando el mapa de los diferentes destinos para el día siguiente, decidimos cambiar el destino y fijar uno nuevo, Foix, así estaremos más cerca Carcassone y demás destinos. Tras llegar a Foix ya entrada la noche y tras recorrer unos 70 agobiantes kilómetros de nacional, comienza nuestra búsqueda de un lugar para pernoctar. Tras dar varias vueltas por Foix y sin saber muy bien a dónde ir, por fín encontramos un aparcamiento al lado de la estación de tren y en el que encontramos un par de autocarabanas. Ya son las 23.30h y nos toca cenar y dormir.

Datos GPS Parking:
42.971408 N
1.607281 E
Enlace INFO

Nota: Al día siguiente desde el castillo de Foix obserbamos un parking con muy buena pinta en el cual también se puede dormir con la furgo:

Datos GPS Parking:
42.965349 N
1.603478 E
Enlace INFO


Día 2.- Jueves 28 (Foix, Mirepoix, Carcassone)

Nos levantamos a las 9 y tras desayunar nos dirigimos al centro de Foix para ver el castillo ya que el pueblo como sí, no tiene mucho que ver. La entrada al castillo cuesta  4,60€. Estamos sobre una hora viendo el castillo en el cual ves la muralla y subes unas cuantas torretas. Desde lo alto del castillo vemos otro parking el cual tenía muy buena pinta para haber dormido en él (os lo marcamos también en el mapa). Bajamos y cogemos la furgo para ir a Carcassone.

Por el camino cruzamos un pueblo llamado Mirepoix y tras ver de lejos su Catedrál, decidimos parar para echar un vistazo. Llegamos a la plaza central (Plaza de los porches – Place des Couverts) y nos sorprende lo bonita que es. Una plaza en forma cuadrada la cual conserva sus porches y soportales de madera tallados y pintados de varios colores, manteniendo un toque antiguo. Entramos a visitar la Catedrál (Catedrál de Saint-Maureice de Mirepoix) y nos sorprende el hecho de que un pueblo tan pequeñito tenga algo tan grande. Las hemos visto más pequeñas en ciudades mucho más grande. En definitiva, Mirepoix es totalmente recomendable para darse un paseíto de una hora.

Mirepoix

Plaza de Mirepoix

Mirepoix

Catedral de Mirepoix

Tras llegar a Carcassone paramos en un parking de pago, y tras pagar para un par de horas nos damos cuenta que la zona interesante para ver de esta ciudad conocida como “La Cite” nos queda muy lejos. Arrancamos la furgo y nos vamos hasta La Cite. Tras encontrar aparcamiento cogemos la mochila y los embutidos para comer dentro de las murallas ya que son las 13h, hora de comer.

  • Un poco de historia: La ciudadela o ciudad histórica fortificada de Carcasona es un conjunto urbano y arquitectónico fortificado singular que constituye la parte más antigua del núcleo poblacional de la comuna francesa de Carcasona, también conocida en francés como Cité de Carcassone o simplemente la Cité y en occitano como Ciutat de Carcassona. Rodeada por una doble muralla de 3 km de longitud, en su interior se conserva el aspecto de las ciudades medievales europeas con calles angostas y tortuosas, edificaciones de fachadas con entramados, barrios de artesanos y gremistas, junto con elementos propios, como el castillo de los condes de Carcasona y la basílica de Saint-Nazaire.

Es una zona muy bonita para visitar y pasear, aunque para mi gusto demasiado “nueva” y muy turistizada (no sé si se dice así, jejejejejeje). Hay tiendas de souvenirs por todos lados.

Carcassone

Castillo de Carcassone

Para dormir esta noche habíamos elegido un camping-car que hay en Trèbes, pero decidimos pasar la noche en un parking que hay en La Cavayère, una zona muy bonita cerca de Carcassone la cual tiene un lago con una playa artificial muy bonita y relajante para pasar la tarde (Le Lac de la Cavayère). Eso sí, nos cuesta un buen rato llegar hasta aquí debido a las obras que hay en la carretera y que nuestro GPS se pone un poco loco.

Datos GPS Parking:
43.183300 N
1,414180 E
Enlace INFO

Parking "La Cavayere"

Parking “La Cavayere”

Parking "La Cavayere"

Lago en el parking “La Cavayere”

Día 3.- Viernes 29 (Caunes-Minervois, Lagrasse, Narbonne)

Hoy nos hemos levantado a las 8h y una hora después ya ha comenzado a llegar gente al parking del lago. Tras desayunar y recoger la cama, hemos ido hasta Caunes-Minervois ya que hemos visto que tiene una abadía muy bonita…, y eso es lo único que tiene…

Caunes-Minervois

Abadía de Caunes-Minervois

La entrada a la abadía han sido 4,50€ y se visitan varias salas con exposiciones tanto arte moderno como salas arqueológicas, un claustro muy remodelado y la iglesia. En media hora estábamos ya fuera con poco sabor de boca…, no esperábamos otra cosa.

De nuevo en la carretera nos dirigimos a Lagrasse, un pueblo pequeñito pero tiene su encanto. Está catalogado como “Les Plus Beaux Villages de France” (está incluida dentro de los pueblos mas bellos de Francia). Dimos una vuelta por sus calles, vimos su puente y su catedral medio derruida, y tras comprar pan nos montamos en la furgo y nos pusimos de nuevo en camino.

Lagrasse

Lagrasse

Al poco llegábamos a Narbonne y tras ver un cartel del Mcdonal, decidimos darnos un festín (ya era hora de dejar un poco apartado el embutido y las latillas las cuales nos habían servido de comoda y cena). Tras las deliciosas hamburguesas nos dirigimos al camping de Les Mimosas, situado cerquita del centro de Narbonne (a unos 5-10 minutos). La noche para dos en camping-car y sin electricidad nos sale a 14,80€. Lo consideramos barato viendo la pinta que tiene el camping con sus piscinas y siendo un tres estrellas. Nos dicen que hay una piscina climatizada y echamos a suertes entre la siesta o un bañito, y por supuesto, gana el bañito. Como no hemos traído bañadores, recordamos que al lado del Mcdonal había un Decathlon, así que vamos hasta allí para comprarnos unos baratillos. Nuestra sorpresa surge cuando llegamos al camping y ataviados con nuestros bañadores nuevos nos damos cuenta de que nos han cerrado la piscina… Así que decidimos cambiar de plan e ir a visitar un poco Narbonne antes de cenar e irnos a dormir.


Día 4.- Sábado 30 (Narbonne, Béziers, Toulouse)

Hoy toca día de carrera para irnos acercando hacia casa, ya que será nuestra última noche en Francia. En primer lugar, por la mañana, volvemos a Narbonne. Vamos a la oficina de información y tras darnos un mapa de la ciudad decidimos visitar en primar lugar la Catedrál de de San Justo y San pastor (Saint-Just-et-Saint-Pasteur). Es una catedrál que nunca se acabó de construir y eso queda patente en su exterior. Nos sorprendió mucho que la entrada fuese gratuíta. Dentro de la catedrál pudimos ver su claustro el cual tiene bastante encanto.

Narbonne

Catedrál de de San Justo y San pastor (Narbonne)

Narbonne

Catedrál de de San Justo y San pastor (Narbonne)

En el centro de la plaza del ayuntamiento pudimos ver la antigua Vía Domitia, la cual fue una ruta romana que unía España con Italia. Después de unas horas, volvimos de nuevo a la ruta. Cerca de Narbonne se encontraba Béziers, nuestro próximo destino.

Llegamos a Béziers y paramos a las afueras para hacer la “típica” foto con el puente que cruza el río Orb. Tras hacer la foto nos aventuramos a subir con la furgo hasta el centro de la ciudad, pero fue todo un fracaso ya que era imposible el poder aparcar, así que tomamos la decisión de marcharnos hasta Toulousse para pasar la noche y poder al día siguiente irnos a casa.

Beziers

Típica vista de Beziers.

Tras llegar a Toulousse por la tarde y visitar el parking dónde vamos a dormir (http://www.furgovw.org/index.php?topic=210597.0), nos vamos al centro de Toulousse para visitarlo.

Nos cuesta mucho sudor y algún que otro susto el poder encontrar un sitio para aparcar por el centro. Una vez conseguido, cogemos el metro (que por cierto, muy mal las indicaciones del interior para guiarse dentro) y nos hacercamos más al centro, ya que estábamos algo lejos. Estamos algo más de una hora buscando alguna terra para sentarse a tomar algo, pero ya son las 8 de la tarde y la gente está ya cenando. Desistimos y tras volver a la furgo, vamos de camino al aparcamiento con la experanza de encontrar algún sitio dónde cenar (hoy toca festín para celebrar nuestro último día en francia). De repente encontramos nuestro lugar para cenar, y ya felices cruzamos la puerta del Mcdonal (no es que nos llevemos comisión por hacer propaganda al Mcdonal, pero muchas veces es lo más socorrido…, y también hay que decir que nos gusta su comida, jejejejeje).

Una vez con los estómagos llenos volvemos a la carretera hasta llegar al parking y nos sorprende un poco que está todo vacío, solamente hay una autocarabana vacía, pero confiamos en el sitio elegido para dormir ya que todo el aparcamiento está videovigilado.

Ya preparada la cama, enciendo el portátil y me pongo a escribir este relato, ignorando el “susto” que nos esperaba al poco rato. Ya eran las 22.30h y vemos unas luces que se acercan a la furgo. Ania mira por una esquina de la ventana pensando que podría ser otra furgo o una autocaravana que nos venía a hacer compañía, pero no es así, es un coche que aparca a nuestro lado. En un primer momento pensamos que puede ser un guarda que nos viene a decir algo, pero vemos que el chico no sale del coche, solamente se dedica a fumar. Al rato enciende el motor y aparca detrás nuestro (culo con culo) y apaga el motor y las luces. Apago la luz interior de la furgo y me pongo a mirar por la luna trasera y veo que está asomado a la ventanilla mirando hacia nosotros y fumando. Cada dos por tres se asoma y mira, así que le digo a Ania que voy a ir preparando la furgo por si nos tenemos que marchar. Mientras voy preparando mi asiento y poniendo la llave al contaco, Ania se pone a “vigilar” y derrepente me dice: “Ostias! Arranca y vamonos”. Le pregunto que pasa y me dice que ha comenzado a dar ráfagas de luz. Quito rápidamente las cortinas las terales y la frontal y tras arrancar la furgo, nos piramos del aparcamiento.

Ahora viene la pregunta, son las 23.00h; ¿A dónde vamos a dormir? Tras dar varias vueltas por alguna zona residencial de las afueras de Toulousse, decidimos ponernos dirección Bayona y ver si encontramos por el camino algún pueblo o area de descanso. Sabemos que las áreas de descanso no son muy recomendables para dormir con la furgo, pero tras recorrer unos 30km y ya cansados, vemos un área en la cual indican que hay vaciado de aguas sucias. Entramos en ella con la esperanza de ver alguna autocarabana y cual es nuestra sorpresa cuando encontramos dos furgos aparcadas y una de ellas eran españoles. Aparcamos en medio y por fín podemos dormir tranquilamente ese día.

Al día siguiente solo nos queda levantarnos y recorrer los unos 500km que nos separan de casa.


CONCLUSIONES:

A mí personalmente, Languedoc-Roussillon ha sido una zona la cual me ha defraudado un poco. Esperaba una zona más medieval y he encontrado pueblos los cuales solamente contienen un castillo, catedrál o iglesia. Igual ha sido porque esperaba que fuese una zona muy parecida a Perigord Noir, en la cual estuvimos el año pasado y nos gustó mucho (se la conoce como un pedazo de Bretaña en la baja francia). Con esto no quiero influir en vosotros y que decidais no visitar la zona por mi opinión, para algo están los colores, no?? He de decir que a Ania sí que le ha gustado la zona.


GASTOS:

Los precios a acontinuación detallamos son por persona (1 Furgoneta / 2personas):

  • Comida: 23,46€
  • Peajes: 36,58€
  • Gasoil (1500Km): 89,80€
  • Parking: 1,85€
  • Entradas (castillos): 9,10€
  • Camping: 7,4€
  • TOTAL: 168,19€ por persona


ENLACES DE INTERÉS:

Ver en GOOGLE MAPS.

FRANCIA 2011: Languedoc-Roussillon
¿Te ha gustado éste artículo?

4 Respuestas

  1. Un Mundo Para 3

    Preciosas las fotos, tienes muy buenas fotos, nos encanta.

    Hemos estado en Carcassone, nos quedamos a dormir en el parking que hay gratuito para las AC y campers que está justo pegado al parking de pago de los coches. Es una región preciosa que animamos a todos a conocer, cerquita de la frontera con España.

    Un Saludo!

    Responder
    • admin

      Pues si os gustó la zona de Carcassone, tenéis que viajar al Perigord Noir (Perigord Negro). Ésta zona es increible, la llaman la “baja bretaña”. Nosotros estuvimos hace unos años, a ver si terminamos con Turquía y escribimos un poco el relato de esta impresionante zona.

      Saludos!!!!

      Responder
  2. ramon sola

    Me sorprende que un viajero tan meticuloso visite Carcassona y esta zona sin hacer una sola mencion al fenomeno extraordinario que fueron los cátaros!
    Cada rincon, cada pueblo, todas las ciudades, (asi se entiende que Mirepoix tenga una catedral tan..grande) está impregnado de las cruentas luchas que los cátaros sufrieron ante los Cruzados del Papa y del rey francés…
    Para tener cabal cuenta, la cruzada entró por Beziers ( que poco comentario..) y despues de dias de asedio ante las murallas, una vez agotadas las comidas y la ciudad exhausta, los delegados del Papa y del rey frances, en nombre de la religion católica, entraron a sangre y fuego despues que el obispo que iba al frente proclamara que debian matar a todos los herejes. Como era dificil discernir quienes eran o no, ordenó sin reparos: Matadlos a todos y ya Dios hará la criba! Resultado, 15.000 personas, incluyendo mujeres y niños, fueron degollados..en nombre de Dios!
    Y esta es solo la primera masacre de estas cruzadas!
    Tema apasionante, si no lo conoces, veras que te gustará. Pueblos “especiales” para ver, son Montsegur, donde acabó oficialmernteesta cruzada despues de quemar vivas a 300 personas, y Rennes la Chateau, donde un avispado cura dice la leyenda que encontró el tesoro escondido de los cátaros y transformó increiblemente todo el pueblo.
    Accesoriamente, cerca de alli está el pueblo de Bugarach, que cuentan que en el lejano año 2000 iba a ser el único del mundo entero que no iba a notar el fin del mundo que algunos se temian.
    De nada.

    Responder
    • Tierras Insólitas

      Hola Ramón!!!! Muchas gracias por toda la información. Pues no tenía ni idea. Ya me leeré toda la historia de los cátaros. En su día cuando viajé no me informé sobre su historia sólo qué pueblos y ciudades visitar. Un saludo!!!!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.