DÍA 14: Isla Pag (HR)

Isla Pag (Croacia)

Pueblo de Pag (Isla Pag)

DIA 14 (Miércoles 8 ) – 163Km (Total 3091 Km)

La etapa de hoy consiste en llegar a la isla Pag, así que tras hacer kilómetros y curzar el puente que separa la isla de la costa, llegamos a la isla.

Isla Pag (Croacia)

Puente que une la costa con la Isla Pag.

Hacemos una rápida visita al pueblo de Pag y volvemos a la carretera para llegar hasta el camping Strasko. Es un camping bastante caro pero es el único que está en Novalja, cerca de la playa Zrce a la cual queremos ir por la noche a las discotecas que tiene a ras de mar. A esta Isla la conocen como la Ibiza Croata. Yo no soy muy de fiesta pero Ania sí, así que habrá que hacer un esfuerzo, jejejeje.

Isla Pag (Croacia)

Pueblo de Pag (Isla Pag)

Comemos en el camping y por la tarde vamos un ratito playa del mismo camping, a la zona dónde pueden estar los perros y rápido comprendemos porqué…, hay bastantes algas y el agua no está tan clara, pero bueno, nos tendremos que conformar.

Después de cenar salimos del camping caminando hasta la parada del bus, no os sabría decir cuantos metros fueros, pero se nos hizo eterno. Por 15Kn/persona un bus te lleva hasta la playa Zrce. Cuando llegamos no había mucha gente, así que elegimos una discoteca y a entrar gratis. Unas consumiciones para beber y a mover el esqueleto. Hay que decir que la música estaba bastante bien y el ambiente también. Cuando nos fuimos ya había bastante más gente y se vé que ahora sí cobraban entrada.

Por fín en camping, a dar una vuelta con Kenya para que hiciese sus deberes y a dormir.

Datos GPS Camping Strasko (Novalja – Isla Pag)
44.539896ºN
14.883556ºE
+Info

¿Te ha gustado éste artículo?

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Victor

    Pues yo recuerdo esta isla muy gratamente, y no porque viera mucho, sino porque fue donde pasamos uno de los mejores momentos del viaje. Estábamos perdidos a las 11 de la noche con el coche por una carretera entrando a la isla y no se veía ni un alma… Pensábamos que tendríamos que dormir en el coche, pero tras llegar al pueblo, entre unos vecinos que nos ayudaron encontramos unos apartamentos donde estuvimos genial con los dueños. Entre italiano e inglés estuvimos charlando largo y tendido en la cena y nos cascamos una botella de vino… No te digo yo como acabamos esa noche jejejeje

    Responder
    • admin

      Victor, Tienes razón en que a parte de los monumentos, los lugares nos marcan por sus gente y los sucesos que nos ocurren en estos sitios. Puede ser la ciudad más bonita del mundo y por un mal acontecimiento cogerle “manía” a esa ciudad y no gustarte nada. Un Saludo y gracias por compartir tu historia!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.