La Estación Internacional de CANFRANC y el oro nazi

En la provincia de Huesca, más concretamente en la comarca de Jacetania, nos encontramos con la Estación Internacional de Canfranc. Éste monumental edificio fue construido para comunicar España con Francia a través del túnel de Somport.

estacion internacional de canfranc huesca

Con sus 240 metros de longitud, tres alturas, 75 puertas a cada lado, 365 ventanales, letreros bilingües y vías de ancho español a un lado y europeo al otro, no solo transportó pasajeros de un lado al otro de la frontera, sino que también esconde un negro pasado.

Durante la II Guerra Mundial, la estación de Canfranc se convirtió en un punto estratégico dónde vivieron oficiales de las SS, cruzaron espías de la Resistencia francesa, llegaron toneladas de oro del expolio nazi, tubo presencia de la Gestapo y fue puerta de huída de muchos judíos.

Los inicios de la Estación Internacional de Canfranc

La estación Internacional de Canfranc se inauguró el 18 de julio de 1928 por Alfonso XIII, rey de España, y el presidente de la República Francesa Gaston Doumergue.

El edificio principal albergaba un vestíbulo dónde se encontraban las taquillas. En los cuerpos laterales estaba el puesto aduanero, la comisaría, correos y un hotel internacional. Para acceder a éstas zonas se hacia mediante pasos subterráneos.

vestíbulo estacion internacional de canfranc

Vestíbulo principal sin rehabilitar

Durante la Guerra Civil, en 1936, Canfranc pasó a ser controlada por Franco tapiando el túnel de Somport para evitar cualquier incursión de Francia hacia España.

Entre 1940 y 1944, en la II Guerra Mundial, cerró el tráfico de viajeros con la llegada del ejército nazi al lado francés. Cómo el lado español seguía siendo controlado por militares franquistas suscitó algún roce, pero pronto encontraron la manera de que ambos saliesen beneficiados.

Los nacis y el paso del oro

Franco tenía que devolver la ayuda que Hitler le proporcionó en la Guerra Civil, más concretamente, Franco debía a Alemania 378 millones de marcos por la “Legión Cóndor”. Es por ello que envió a Alemania toneladas de Wolframio para reforzar el acero de los tanques y cañones nazis durante la Segunda Guerra Mundial. A su vez, 86,6 toneladas de oro nazi pasaron por Canfranc de los cuales 12,5 toneladas se quedaron en suelo español. El resto continuó destino Portugal y Sudamérica.

vestíbulo estacion internacional de canfranc

Éste oro procedía de Holanda y Bélgica, países ocupados por los nazis, y campos de concentración alemanes. Para que el oro fuese legal, en Suiza se “lavaba” a cambio divisas con las que compraban el Wolframio. España utilizaba ese dinero para adquirir el oro nazi el cual estaba refundido y convertido en lingotes.

Una vez en Canfranc se cargaba el oro en camiones hacia Portugal y Pasajes dónde embarcaban hacia Sudamérica. Éste control de aduanas lo llevaban a cabo oficiales de las SS y miembros de la Gestapo que residían en el hotel de la estación.

Pero Canfranc no sólo sirvió cómo paso de oro y Wolframio. Éste tren diario también fue utilizado cómo vía de escape de cientos de judios, miembros de la Resistencia francesa y militares o espías aliados.

taquillas estacion internacional de canfranc

Detalle de las taquillas

El 27 de marzo de 1970 un tren de mercancías descarriló en el lado francés provocando el derrumbe del puente de L’Estanguet lo que ocasionó la paralización del tránsito de trenes. Aquí terminó la funcionalidad de la estación Internacional de Canfranc quedando abandonada por Renfe.

¿Cómo se descubrió todo ésto?

Para ello hay que remontarse al año 2000, más concretamente a noviembre. La TVE estaba utilizando la estación de Canfranc como plató para grabar un anuncio publicitario de lotería.

Jonathan Díaz, un francés hijo de emigrantes españoles, conductor de autobús y a ratos guía turístico, solía adentrase en Canfranc para curiosear sus entrañas. Mientras rodaban el anuncio, Díaz encontró unos papeles en el suelo de las vías. Revisándolos más detenidamente en casa vio que esos documentos demostraban el paso de toneladas de oro del expolio nazi con destino a España, Portugal y Sudamérica.

vestíbulo estacion internacional de canfranc

Vestíbulo principal rehabilitado

También se encontraros otros documentos de aduana que certificaban el envío de 4 toneladas de plata, 10 de relojes, 44 de armamento y 4 toneladas de opio que se quedaron en España.

Por fin se habían hallado pruebas para demostrar aquello que tanto se sospechaba. Y con números y fechas.

El rey de Canfranc

Así se conocía a Albert Le Lay. Un jefe de la aduana francesa que arriesgó su vida para salvar a miles de refugiados que huían de Hitler. También colaboró con la Resistencia francesa permitiendo el paso de valiosísima información, espías y maquinaria.

tunel-de-somport

Tunel de Somport

Por Canfranc pasó el primer radiotransmisor que utilizó la Resistencia para las comunicaciones con Londres. También cruzó la primera maleta con 25 millones de francos que sostuvo a la organización.

Visitas guiadas

La Oficinia de Turismo de Canfranc realiza visitas guiadas a la estación Internacional de Canfranc. La visita dura 45 minutos. Aparte de contarnos toda su historia, accederemos al vestíbulo principal, a través del paso subterráneo, dónde se están realizando actualmente las obras de restauración.

vestíbulo estacion internacional de canfranc

El precio por persona es de 3€ y hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo para reservar.

Existe una entrada combinada dónde podremos visitar la estación Internacional de Canfranc y la Cueva de las Güixas, en Villanúa. El precio de la entrada doble es de 9,5€ por persona. Podéis hacer la reserva tanto en la Oficina de Turismo de Canfranc, cómo en la Oficina de Turismo de Villanúa.

Artículos Relacionados

6 Respuestas

  1. Jesus Angel López de Echazarreta Diez

    Hola Erik,
    Me a gustado mucho el “post” sobre Canfranc y como no, las fotos. Muy interesante.

    Responder
  2. Patri

    Qué bueno, no tenía ni idea y mira que he estado en Canfranc, por cierto me encanta el pueblo y su bandera de la República alzada en la plaza je je je un abrazo

    Responder
    • Tierras Insólitas

      Hola Patri!!! Yo tampoco tenía ni idea de la historia, jejeje. Muy interesante, a ver si ahora me veo algún documental. Un abrazo!!

      Responder
  3. Karla

    Wow, qué interesante artículo. Increíble como un lugar puede albergar taaaaanta historia oscura. Hoy he aprendido mucho con tu post.

    Responder
    • Tierras Insólitas

      Muchas gracias Karla!!!! Yo también aprendí mucho escribiéndolo. Un abrazo!!!!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.