VIAJAR en FURGONETA con BEBÉ

Si has llegado hasta aquí puede ser por dos razones: llevas tiempo viajando en furgoneta y ahora tu vida va a cambiar radicalmente con la llegada de un nuevo miembro; o siendo ya padre/madre te estás planteando vivir la experiencia de viajar en furgoneta. Sea cual sea la razón, estas en el lugar adecuado. Sigue leyendo y no te pierdas nuestra guía para viajar en furgoneta con bebé.

viajar en furgoneta con bebé
Lo mejor de viajar en furgoneta con nuestro bebé son las experiencias.
Todo lo que hablamos en este artículo son experiencias personales. No todos los bebés son iguales, y lo que a unos funciona a otros no. Sobre todo, hay que tener paciencia y disfrutar con ellos cada momento en furgoneta.

VIAJAR en FURGONETA con BEBÉ

Llevamos muchos años recorriendo el mundo en pareja con nuestra furgoneta. Ya sabemos dónde tiene que ir colocado todo: mi ropa a un lado del armario, tu neceser en la esquina junto a mi portátil, las zapatillas bajo el asiento, mi mochila en el hueco junto a los bricks de leche…

También tenemos coordinados qué movimientos acrobáticos tenemos que realizar: no te muevas que paso por encima para coger el papel higiénico, inclina la pierna que tengo que montar la pata de la mesa, levanta las piernas que saco el pienso de la perra, etc.

Pero todo se descontrola cuando un día recibes la noticia de que viene un nuevo miembro a la familia. ¿Dónde vamos a meter el carro?, ¿Cuántos pañales hacen falta para el viaje?, ¿Dónde va a dormir? Te surgirán estas y muchas otras preguntas, pero no te preocupes, todo es más fácil de lo que parece.

A continuación, te vamos a dar unos tips y consejos que hemos ido aprendiendo a la hora de viajar con furgoneta con nuestro bebé Emma.

Cuando Emma tenía tan solo 15 días ya pasamos un fin de semana en furgoneta, viendo lo que podíamos necesitar o cambiar. Cuando Emma cumplió 3 meses hicimos nuestro primer gran viaje. Fueron 20 días recorriendo Dolomitas y el Valle de Aosta en Italia. Con 6 meses fuimos a pasar las navidades a Alsacia, en Francia.

1. SILLA de bebé en la furgoneta

Posiblemente los Sistemas de Retención Infantil (S.R.I.) sea lo más importante a la hora de viajar en furgoneta en nuestro bebé y a lo que más tiempo dediquemos para informarnos.

La silla de seguridad tiene que ser acorde a la edad y peso del bebé. A la hora de su elección debemos tener en cuenta varios factores:

  • Pueden ser con/sin Isofix o ambas.
  • Hay sillas a contramarcha, marcha y ambas posiciones. Se recomienda llevar la silla a contramarcha hasta los 4 años.
  • Las sillas se catalogan por grupos, donde cada grupo va en función del peso y estatura del niño (grupo 0, 0+, 1, 2 y 3). Hay sillas que sirven para varios grupos, donde se van eliminando diferentes cojines.
Infografía tipos sillas viajar furgoneta bebé
Infografía sobre los diferentes Sistemas de Retención Infantil en vehículos.

Nosotros hemos usado el “huevo” que viene con el carrito hasta que Emma ha cumplido 1 año. Es una silla del grupo 0+, sin Isofix y a contramarcha.

Al año la hemos sustituido por la silla de coche Babify Onboard 360º. Nos decantamos por ella por varias razones: grupos 0/1/2/3, tiene Isofix, gira 360º (ideal para montar al peque), contramarcha y marcha y es reclinable.

2. En RUTA: kilómetros y kilómetros

En los primeros meses de vida, el bebé duerme mucho y es ideal para viajar con nuestra furgoneta. La única precaución que hay que tomar es que no pueden pasar más de 2-3 horas en la silla del coche.

Tenemos que planear nuestra ruta para ir haciendo paraditas de 30 minutos y tumbar al bebé en su capazo o en la cama para que estire la espalda.

3. Hora de COMER

Durante la comida y la cena es hora de hacer tetris en nuestras furgonetas. Cuando nuestros bebés tienen pocos meses de vida pasan muchas horas al día durmiendo (entre 14 y 18 horas).

Mientras viajábamos con capazo (hasta los 4 meses) nuestra técnica era la siguiente: antes de darle a Emma de comer o cenar preparamos el capazo en los asientos delanteros. Una vez que termina de comer la acostamos y es la hora de que podamos comer nosotros, con sigilo, no vaya a ser que se despierte.

dormir furgoneta bebe
Aprovechando a leer un poco mientras Emma duerme.

A partir de los 4 meses dejamos atrás el capazo para llevar la silla. Aquí se complica un poco el tema de las comidas. La idea es que coma a la vez que nosotros, para ello tenemos que mover nuestros horarios alimenticios para que coincidan con los de Emma. Así podemos echarnos la siesta con ella, que se duerma en nuestros brazos mientras leemos un libro o prepararle una improvisada cama en el asiento trasero. Por la noche es más fácil ya que una vez cenados todos, se monta la cama y a dormir.

» Biberón y leche materna

Desde un principio hemos acostumbrado a Emma a tomar el biberón con agua del tiempo, es una ventaja ya que no tenemos que andar calentando el agua. Al principio llevábamos en la furgoneta un calienta-biberones que se enchufa a la toma del mechero (12V) pero, aparte de que tardaba varios minutos en calentar el biberón, consumía mucha batería.

En invierno, al visitar una ciudad, el agua de los biberones se enfría hasta temperatura ambiente. Para que Emma no se tomase el biberón a 0ºC, llevamos en el carro el termo Bebé Due el cual mantiene el agua caliente hasta la noche (también sirve para líquidos fríos). A la hora de hacerle el biberón, tan solo hay que mezclar un poquito de agua caliente del termo con el agua fría de los biberones.

Bebé Due 1914 - Termo Porta Líquidos
Termo de Acero de la más alta calidad; Resistente al acido de los alimentos; Capacidad térmica garantizada por 5 años
30,00 EUR

Es muy importante que la leche en polvo se disuelva en agua del tiempo para no tener que calentarlo siempre. La leche en polvo que nosotros compramos es de la marca Enfamil.

Hemos usado dos fórmulas diferentes. Hasta los 6 meses compramos la Enfamil Confort (fórmula bebé con trastornos digestivos). Y de 6 a 12 meses pasamos a la Enfamil Complete.

Si das pecho no te tendrás que preocupar de nada de esto. La leche sale a la temperatura idónea y cuando el bebé pide toma.

» Purés y alimentos sólidos

Nuestros pequeños se hacen grandes y a partir de los 6 meses comenzamos a introducir alimentos sólidos, ya sea en purés o pedacitos para que los coman ellos mismos (Baby-Led Weaning o BLW).

Todavía no tenemos experiencia en viajar con nuestro bebé en furgoneta durante esta etapa de alimentación, ya que nos ha tocado el confinamiento del Covid-19.

Pero nuestra idea es hacer lo mismo que cuando estamos en casa. Que coma, más o menos, lo mismo que nosotros. A Emma le hemos acostumbrado a comer comida sólida. Además los potitos y purés no es que le hagan mucha gracia.

En la furgoneta llevamos una trona plegable. Es ideal para usarla cuando hace buen día y comemos fuera de la furgoneta o usamos en algún restaurante (normalmente los restaurantes tienen tronas, pero puede darse el caso de que no tengan o las tengas todas ocupadas).

Hay dos tipos de tronas plegables que nos gustan mucho. La primera es un asiento alzador en cuya base se pueden guardar pañales, toallitas, la comida…

Munchkin Asiento infantil elevador portátil, azul/gris
Con un compartimento para guardar biberones, pañales, etc.; Materiales duraderos y fáciles de limpiar
39,99 EUR

Y nuestra segunda recomendación es una trona de tela que se adapta a las sillas. Lo bueno es que es muy ligera y se guarda en una bolsita ocupando muy poco espacio.

Vine Desmontable y Ajustable Asiento Portatil Trona de Viaje para Bebé, color azul oscuro
La trona más ligera y compacta que puedas encontrar ahora con cintas para los hombros.
17,99 EUR

» ¿Cuándo comemos los mayores?

Según se van haciendo más grandes es más fácil comer a la vez que nuestros bebés. Pero cuando son muy pequeños no nos quedará otra que comer a turnos o esperar a que se duerma y así tener nuestro momento “parejita”.

Si hace buen tiempo, y el lugar nos lo permite, apetece comer/cenar en la calle. Tras dar de comer a Emma y acostarla en su capazo dentro de la furgoneta, aprovechamos para comer fuera. Podemos hacer uso de un vigila bebés a pilas para tener controlado al bebé.

Otra opción Para evitarnos comprar un vigila bebés, y que hemos utilizado, es hacer una llamada o videollamada a través del WhatsApp de un móvil al otro. El teléfono que dejamos dentro de la furgoneta hay que desactivarle el altavoz. Ya tenemos nuestro vigila bebés a coste 0.

4. ¿Cómo DORMIR en la furgoneta con el bebé?

Cuando tenemos una furgoneta grande con dos camas o techo, el dormir con nuestro bebé en la furgoneta se vuelve una tarea sencilla. El problema es cuando solo disponemos de una cama… ¿Dónde acostar a nuestro bebé?, ¿Y nosotros qué?

» En el capazo

Nuestra primera opción fue utilizar el capazo como cuna, ya que al tener Emma pocos meses, ya lo llevábamos en la furgoneta. Para ello, el capazo debe estar homologado como cuna (hay capazos que no lo están).

La idea es girar el asiento del copiloto y poner el capazo allí. La solución es buena hasta que por la noche comienza a llorar y tienes que levantarte para darle el biberón o pecho. A esto había que sumarle dos perros más en un espacio tan reducido.

» Espuma en la encimera

Viendo que el capazo no era una buena solución pensamos en otra alternativa. Compramos una espuma de 40x75cm y 7 centímetros de grosor. La metimos en una funda de almohada que teníamos por casa y encima pusimos el saco del carro.

cama bebé encimera furgoneta camper

Ya teníamos una cama barata y cómoda (6€) encima del mueble de la cocina. Accesible, sin levantarnos de la cama y sin peligro de que se caiga. Eso sí, una vez que comience a moverse por las noches, ésta cama ya no nos servirá de nada.

» Cama en asientos delanteros

Cuando nuestro peque ya no es un bebé y pude dormir solo en la cama, podemos fabricarnos una cama en los asientos delanteros. Te dejamos un par de bricolages que vimos por Internet y nos gustaron mucho:

Si no somos tan manitas podemos comprar unas espumas hechas a medida que venden para diferentes modelos de furgoneta. Te dejamos unos cuántos modelos, en la página de KFoam.es tienes muchos más (Opel Movano, Renault Master, Nissan NV400, Ford Transit, Vito, etc.).

5. Hora del BAÑO

Algo que nos traía de cabeza era la hora del baño. Estuvimos mirando bañeras hinchables, plegables, palanganas… y al final la solución resultó mucho más fácil.

bañera piscina bebé furgoneta camper
Bañera plegable donde Emma disfruta a lo grande.

Ya sabemos que a los bebés no es necesario bañarlos todos los días y menos con jabón. Nosotros cada dos o tres días nos metemos en camping y aprovechamos para ducharnos. Nuestra solución fue que se duchase con uno de nosotros. Como todavía no saben andar ni se sujetan sentados, es muy cómo acostarlos en nuestro antebrazo y sujetarles una pierna, por la zona del muslo, por si se nos resbala (no hay que tener miedo, es una postura fácil y segura).

A la semana, si quieres, puedes añadir un poco de jabón al baño. Una vez terminas con tu bebé, la otra parte de la pareja lo recoge con una toalla y ya puedes seguir, en soledad, con tu aseo.

» Bañera plegable

Cuando nuestro bebé ya es capaz de mantenerse sentado y estamos en verano, las bañeras plegables son ideales para montarles una piscina improvisada y que disfruten del baño mientras juegan. Además, son bastante espaciosas y ocupan muy poco a la hora de transportarlas.

Béaba Baignoire Pliable, poudré Bleu
Ideal para la vida diaria o para desplazamientos; Se utiliza dentro o fuera de una ducha o bañera de adultos

También estuvimos mirando bañeras hinchables, pero no nos gustaron tanto ya que son menos estables, se te puede pinchar fácilmente y cuesta más montarlas.

6. ¿Cómo VISITAMOS las CIUDADES?

Este es el punto más sencillo de todos, ya que la mayoría lo tenemos muy claro desde el principio: silla de paseo o porteo.

mochila porteo bebé
Visitando Estrasburgo con la mochila de porteo (Alsacia, Francia).

Todo depende del tipo de ciudad y qué queramos visitar. Si la ciudad es fácil, sin mucha gente y accesible; siempre optamos por la silla de paseo. Nos parece muy cómodo, sobre todo a la hora de estar en una cafetería tomando algo o en un restaurante comiendo: reclinas y a dormir. Con una mochila o pañuelo de porteo tendremos que tener a nuestro bebé encima mientras estamos comiendo.

En cambio, si la ciudad es más cañera y tenemos que visitar museos, iglesias, edificios, hay mucha más gente, etc.; nuestra elección es la mochila de porteo Ergobaby. Es una gozada lo fácil que es moverse con tu bebé por la ciudad. Además al ser de tela, se dobla en un paquetito y no ocupa nada.

Muchos padres prefieren usar, en vez de una mochila, un fular de porteo. Es cierto que ocupan muy poco y cuando tienen pocos meses es muy cómodo. Pero a partir de los 3 meses, nosotros cambiamos a la mochila porque nos gusta más. Tienes que ver que es lo que más se adapta a ti.

En invierno, a la mochila de porteo Ergobaby, le acoplamos una funda de forro polar para que Emma vaya bien calentita. Además es impermeable para que no se moje.

En nuestro carro o silla de paseo SIEMPRE llevamos la mochila de porteo por si acaso. Es un buen complemento para poder dormir Emma más fácilmente sino lo conseguimos que lo haga en el carro.

7. BOTIQUÍN de bebé

A parte de nuestro propio botiquín, nosotros metemos en la furgoneta un botiquín especial para Emma. Como ayuda y guía te dejamos un listado con lo que le llevamos. Cada bebé es un mundo y a la hora de viajar con ellos en furgoneta irás viendo las necesidades de tu bebé.

  • Termómetro.
  • Paracetamol.
  • Suero fisiológico.
  • Una jeringa.
  • Gasas.
  • Vitamina D (hasta el año).
  • Crema irritaciones (Crema bálsamo Mustela).
  • Crema para las encías Pansoral (si esta en época de los dientes).
  • Arnidol gel stick (para golpes).

8. ROPA de bebé: 20 días de viaje

En este punto queremos recalcar lo de 20 días de viaje. A continuación, os vamos a listar la ropa de Emma durante nuestro recorrido por Dolomitas y Valle de Aosta (Emma tenía 6 meses).

riquewihr alsacia francia
En invierno Emma bien abrigada (Riquewihr, Alsacia-Francia).

No hay que comerse mucho la cabeza, verás que no hay que llevar todo el armario en la furgoneta, jejeje. Eso sí, la ropa tiene que ser cómoda para Emma y fácil de poner (que para un bebé que no se sienta, ponerle pijamas que se atan por la espalda…, es misión imposible).

Nosotros cada 7 días buscábamos una lavandería para hacer la colada de todos y en 1-2 horas tienes de nuevo toda la ropa limpia y seca. Los campings también disponen de una zona con lavadora y secadora. Por unos 8€ haces un reset a toda la ropa. Ese fue nuestro truco para no pecar de llevar demasiada ropa.
  • 4-5 bodies de manga corta.
  • 2 pijamas.
  • 4 pares de calcetines.
  • 4-5 pantalones o leggins.
  • 5-6 camisetas manga corta/larga (dependiendo de si es verano o invierno).
  • 2 jerséis.
  • 1 chamarra.
  • 1 buzo gordito (en caso de ser invierno).
  • Gorro (invierno).
  • Pañal de agua reutilizable (verano).
  • 2 paquetes de toallitas (unas 100 Toallitas).
  • 2 paquete de pañales (unos 80 pañales).
  • 4-5 biberones (si no das pecho).

Si das biberón, lo peor es calcular la leche que necesitamos. Si viajamos por España no pasa nada, en cualquier momento entramos en una farmacia y compramos un bote. Pero fuera del país es otro cantar.

Teníamos miedo de que se acabase y tener que cambiar de marca. Con esto nos arriesgamos a que le siente mal o le de algún tipo de alergia.

En casa vimos que un bote le duraba una semana aproximadamente. Asique nuestra solución fue llevar varios botes rellenados hasta arriba.

9. JUGUETES para el bebé

No podemos olvidarnos de coger algunos juguetes. Durante el día pasaremos muchas horas fuera de la furgoneta, visitando ciudades, haciendo rutas, danto un paseo… pero incluso en estos momentos a ellos les gusta jugar, ya sea mientas van en la silla de paseo o porteo.

Estos fueron los juguetes clave de Emma:

  • Su juguete preferido (en nuestro caso unas llaves de plástico).
  • Un mordedor.
  • Una pelota que hace ruido (la llevamos enganchada al carro).
  • Y su toallita o Dou dou para dormir.

Ya irás viendo que juguetes son los que más le gustan. Además, según va creciendo sus gustos irán cambiando. Así que no hay una clave escrita para el mundo de los juguetes.

10. NECESER de bebé

El neceser de un bebé suele ser bastante parecido en la mayoría de los casos. Una forma de asearlos y cuidar su piel.

  • Aceite de almendras dulces (hidratante).
  • Gel/Champu (que el mismo sirva para los dos casos).
  • Corta uñas o tijeras (MUY importante).
  • 1 toalla de baño.

11. DOCUMENTACIÓN del bebé

Esto es muy fácil, si viajamos por España con llevar el DNI es suficiente. Nosotros se lo hicimos al poco de nacer. Si tu bebé no tiene DNI puedes llevar el libro de familia.

Nosotros también llevamos siempre la cartilla de vacunación y la tarjeta sanitaria de nuestra comunidad.

Si salimos fuera de España es muy importante hacerle a nuestro bebé la tarjeta sanitaria europea.

12. ACCESORIOS de bebé para viajar en furgoneta

A continuación, te vamos a dejar un listado con más accesorios que te pueden venir muy bien a la hora de viajar con un bebé en la furgoneta o simplemente de uso diario. Son los que hemos utilizado y más nos han gustado.

» Espejo para el coche

Muy útil sobre todo para cuando llevamos a nuestro bebé a contramarcha. Una forma de ver, en un vistazo, porqué están llorando.

» Biberones con/sin válvula

Algo que teníamos claro desde que Emma nació, fue reducir, en la medida de lo posible, el gran problema de los cólicos. Y para ello compramos unos biberones especiales con válvula para el aire. También los hay sin válvula para cuando nuestros bebés sean más mayores y los cólicos ya no sean un problema.

» Vaso antiderrames

Y que importante es tener limpia nuestra furgoneta, sobre todo la tapicería de los asientos. El problema es que con un bebé esto se convierte en casi “misión imposible”. Nosotros llevamos un baso antiderrames, para que Emma pueda beber agua o zumo sin derramar una gota (incluso cuando lo tira al suelo).

» Neceser cuidado bebé

A nuestros viajes siempre nos acompaña este set de cuidado para nuestra pequeña. Una forma de tener todo bien recogido. Peine, corta uñas, tijeras, termómetro, aspirador nasal, cepillo…

» Mochila bebé

Tampoco puede faltar esta mochila de bebé. Es ideal, y cómoda, para llevarla en la espalda o también colgada del carro (en vez de llevar la típica bolsa). Tiene un montón de alojamientos para dejar el cambiador, los pañales, las toallitas, la merienda… e incluso un bolsillo isotérmico para los biberones.

Esperamos que con estos consejos sobre como viajar en furgoneta con bebé te hayamos ayudado a dar un paso y lanzarte a recorrer mundo con tu peque.
VIAJAR en FURGONETA con BEBÉ
5 (100%) 2 votos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.