Muralla China (Jiankou-Mutianyu)

La idea que tenemos para visitar la muralla es bastante diferente a lo que suele hacer la gente. Queremos evitar la zona de Badaling por su aglomeración de gente, puestos de bebidas y comida. Vamos a visitar una zona que está sin recontruir (Jiankou). Pasaremos la noche en una de sus torretas y al día siguiente seguiremos hasta enlazar con la zona reconstruída de Mutianyu.

_MG_2888

Vista desde la torre de Zhengbeilou

Como vamos a ir sin ningún viaje organizado a la muralla, nos levantamos a las 5.30h de la mañana. Ya tenemos las mochilas preparadas con todo lo necesario para pasar dos días y una noche en la muralla: sacos de dormir, esterillas, 3 litros de agua cada uno, un par de batidos de chocolate, unas pastitas, arroz ruso y unos pedazos de carne seca mongola. A parte también llevamos la camara de fotos, el GPS, cubiertos y demás enseres.

Tras coger dos líneas de metro, a las 6.30h llegamos a la parada de autobuses que está situada en la estación de metro de Dongzhimen (en la cual también está situada la estación de buses). En unos minutos cogemos el bus número 916 (hay dos buses, el “express” y el normal). La diferencia es el número de paradas: el “express” hace menos paradas y llega antes a Huairou. Al ser la primera parada en recoger gente conseguimos coger sitio e ir sentarnos. Poco a poco el bus se va llenando y mucha gente se queda de pié y hace todo el trayecto así. El precio del billete es de 11 yuanes por persona. Al rato nos damas cuenta de que no hemos cogido el “express” y nos cuesta llegar hasta Huairou más de hora y media… se nos hace eterno, jejeje.

_MG_2842

Caminito de subida hacia la Torre de “Beijing Knot”

_MG_2845

Antes de llegar a la estación de buses de Huairou se suben taxistas que intentan venderte sus servicios para llevarte hasta la muralla, pero hay que aguantar en el bus ya que una vez en la estación los taxistas serán más baratos. Ya en la estación comenzamos a regatear con un taxista el precio para que nos lleve hasta Xizhazi (el pueblo desde el que parte nuestra ruta a la muralla). En un principio nos pide 150 yuans…. Que??? Está loco!!! Tras negociar y negociar conseguimos bajarle el precio hasta los 90 yuanes (aunque Ania sufra con mis regateos, no estoy dispuesto a pagar más de 90 yuanes).

Una vez en el taxi, conecto el GPS para ir comprobando que nos lleve hasta Xizhazi. Sabemos que para llegar a Xizhazi hay que pasar un peaje (justo antes del pueblo) en el que deberemos pagar 20 yuans por persona. Muchos taxistas intentan dejarte antes del peaje, en el pueblo anterior que curiosamente se llama muy parecido, Xizhazicun, y como no, no híbamos a ser menos…

El taxista se para antes del peaje y se baja y nos dice, haciéndonos señas, que ya hemos llegado. Nos señala el cartel del peaje para que veamos que hemos llegado. Yo le insisto y le inento decir que eso no es Xizhazi, que es más adelante y él sigue en sus trece… Así que ya un poco mosqueado le enseño el GPS y le intento explicar dónde estamos y dónde queremos ir. Curiosamente al ver el GPS cambia de opinión y ya nos dice que hay que pagar peaje. En total pagamos 60 yuans (3 personas). Todavía no estoy seguro si tendríamos que haber pagado su peaje…, pero bueno…

Por fín llegamos a Xizhazi y tras pagarle los 90 yuans al taxista y despedirnos, comenzamos nuestra ascensión por un caminillo casi inapreciable. Nos cuesta unos 45 minutos llegar hasta la muralla, pero por fín la alcanzamos. Hemos subido por un sendero que nos deja unos metros antes de la torre de “Beijing Knot”. La idea es hacer la ruta desde aquí hasta la torre de Jiankou, una vez allí bajar de la muralla, andar por la carretera y subir hasta la torre de Zhengbeilou (este rodeo es debido a aque la parte de la muralla entre las torres Jiankou y Zhengbeilou es la más peligrosa). En Zhengbeilou pasar la noche y al día siguiente enlazar con el tramo de Mutianyou.

_MG_2849

Primeras vistas de la muralla. A la izquierda, en lo alto, se vé la torre de “Beijing Knot”

Ya en la muralla, unos tragos de agua y unos minutos para coger aire. Las vistas son impresionantes. Desde aquí podemos ver, hacia el norte, la torre de Jiuyanlou, que es la más alta del tramo de Jiankou, y hacia el sur, vemos la ascensión a la torre de “Beijing Knot”, nuestro primer destino. Podemos ver que la ascensión a la torre son tres tramos de subida. Volvemos a coger nuestras pequeñas pero pesadas mochilas y comenzamos a andar hacia nuestro primer destino. Es una pasada ver cómo la vegetación se ha ido comiendo la muralla año tras año. Hay zonas en las que solamente se vé un pequeño camino dentro de la muralla el cual hay que seguir y todo lo demás deborado por el verde de la vegetación.

_MG_2855

La vegetación se “come” la muralla.

_MG_2858

Vista hacia el norte (Torre Jiuyanlou)

Llegamos a la primera subida y tras inspeccionarla sin mochila, comenzamos a escalarla poco a poco. Al principio dá un poco de respeto, pero la superamos sin ninguna complicación.

_MG_2863

Primera subida a “Beijing Knot”. Hay que inspeccionar…

La segunda subida más de lo mismo. Sí que es algo más empinada y con más piedras, pero nada peligrosa. Las mochilas nos molestan algo debido al peso y sobre todo por que las esterillas no hacen más que estorbarnos enganchándose en los árboles. Ya estamos más cerca de “Beijing Knot”.

_MG_2871

Segunda subida a “Beijing Knot”

_MG_2872

Por fín llegamos a nuestra tercera ascensión y….. Oh, oh!!! Observamos que esta ascensión es bastante peligrosa ya que en su último tramo no hay escaleras y parece bastante liso… Subo hasta el tramo peligroso sin mochilas y observo que no es nada fácil, este tramo es más de escalada que otra cosa. Tras bajar y hablar con Ania esperamos a que llegue un chino que venía tras nosotros a ver que tal se le dá. El chino consigue subir hasta arriba pero no lo ha debido pasar nada bien, así que tras valorar los peligros, decidimos darnos media vuelta ya que ahora es fácil desdencer, pero si subimos este tramo y luego nos encontramos con algo más peligros, el descenso ya sería peor (por no decir imposible…).

_MG_2874

Tercera subida… en la parte alta se ve la dificultad de no haber escaleras…

Poco a poco y con cautela conseguimos desandar lo andado y comemos en la primera torreta que hemos estado. Tras la comida volvemos al pueblo de Xizhazi. Todavía tenemos que andar unos 1800 metros por la carretera para llegar al comienzo del camino que nos va a llevar hasta Zhengbeilou. Esta subida se nos hace eterna y dura sobre todo devido al cansancio que llevamos acumulados. Paso a paso, descanso a descanso y gota a gota de sudor llegamos hasta Zhengbeilou, nuestro hogar por hoy. El día había comenzado muy bien con su cielo azul y sus nubecitas, pero ahora se ha echado una nuebla densa y apenas vemos un par de torres en el horizonte. Lo que pensábamos que iba a ser un atardecer expectacular y fotogénico, se ha quedado en algo amargo, pero bueno, lo disfrutamos igualmente.

_MG_2875

Camino de acceso para subir a la torre de Zhengbeilou.

_MG_2877

Vista desde la torre de Zhengbeilou (una pena la niebla…)

Tras preparar las esterilla, el saco y cenar unos palitroques de carne seca, a las 19.30h nos metemos en el saco y apagamos los frontales. El despertador lo hemos puesto para las 5 de la mañana (así salimos prontito). Hoy, en total, hemos hecho unos 8-9 kilómetros andando.

_MG_2909

Nuestra habitación por un día

A las 4.30h nos despiertan voces y decidimos encender los frontales no vaya a ser que nos vean a oscuras todo tumbados y se lleven un susto de muerte, jejejejeje. Es un grupo grande de chinos (están por todas partes). Desayunamos, recogemos todo y para las 6 comenzamos a andar (queremos ser los primeros en salir de la torre para no ir todo el camino con chinos…). Este tramo, aunque sigue siendo salvaje y sin reconstruir, es mucho más fácil que el del día anterior. Disfrutamos bastante y en unas dos horas cruzamos una vaya de madera la cual da acceso a la zona reconstruída del tramo de Mutianyu. Es una pasada el contraste entre lo derruído y lo reconstruído. Tras un rato andando por la zona reconstruída vemos el primer puesto de venta de agua, comida y artículos de la muralla. La chinita se pone un poco pesada intentándonos vender cualquier cosa, ¿pero no se darán cuenta de que pasamos bastante de ellos? Jejejeje. En este punto vemos que hay un cartel de prohibido el paso (hacia el tramo del que venimos). Aquí comienza el tramo turístico de Mutianyu.

_MG_2929

Tramo reformado: Mutianyu

Los primeros turistas que nos encontramos son unos niños chinos que al vernos nos preguntan a ver si se pueden hacer fotos con nosotros. Se les ve ilusionados por sacarse fotos con nosotros. Todavía no entendemos por qué les impresiona y extraña el ver gente con los ojos “redondos”, jejeje, te miran extrañados y quieren sacarse fotos contigo.

_MG_2955

Nuestra meta es llegar hasta el tobogán y bajar la muralla en él. Después de 3 horas andando por la zona reconstruída encontramos el tobogán y 50 yuanes tienen la culpa de que bajemos en él. Toda esta zona tiene también su encanto, el tiempo no nos ha acompañado ya que sigue estando nublado como el día anterior, pero hemos disfrutado mucho y hemos hecho algo que no hace la mayoría de la gente, dormir en la muralla china!!!

_MG_2957

La bajada en tobogán, jejejejeje

Una vez en el aparcamiento la idea es coger un bus que nos lleve hasta Huairou. Tras esquibar a un montón de vendedores (te intentaban meter en sus puestos) vamos a la parada de bus seguidos de un taxista que se nos ha pegado. Comprobamos que el bus parte de aquí a Huairou dos veces al día, a las 14h y a las 16h (la parada del bus está en el parking nº3, aunque desde aquí salga el bus 936 en la parada pone bus 867). Como todavía son las 11 de la mañana, nos desacemos del chino-taxi pesado metiéndonos en unos baños. Buscamos otro taxista para que nos lleve a Huairou. Encontramos uno y tras regatear con él, nos lleva a Huairou por 60 yuanes (seguramente que podríamos haber conseguido un precio más bajo, pero ya estabamos cansados y nos apetecía llegar al hotel cuanto antes). Ya en Huairou, nos deja en la parada de bus 916 y cogemos, esta vez sí, el express que nos lleva de vuelta hasta Pekín.

_MG_2946

_MG_2949

Ya en Pekín, llegamos al Hostel reventados y sudados, y tras una ducha y una comida toca una gratificante siesta. Recomendamos totalmente aventurarse a recorrer alguno de los muchos tramos sin reconstruir que hay, sobre todo para descubrir la muralla en todo su esplendor y si en vez de coger un tour lo hacéis por vuestra cuenta, siempre es una experiencia gratificante coger el transporte público y pegarte con los taxistas. Aunque muchas veces acabemos artos de ellos, es la esencia del país, y hay que conocerla.

A continuación os dejamos unos enlaces para que os podáis descargar unos pdf que preparamos para el viaje en el cual hay recogida información sobre diferentes zonas de la muralla y especialmente sobre la zona de Jiankou. Espero que os sirva!

MAPAS Y RUTAS DE LA MURALLA

RUTA REALIZADA (*Azul: Carreteras, *Amarillo: Senderos, *Rojo: Muralla China)

Mapa original (sin la ruta)

1º Ruta prevista (no la llegamos a realizar)

INFORMACIÓN MURALLA (.pdf)

Saludos 😉

Artículos Relacionados

7 Respuestas

  1. QuercusMX

    Di con éste blog buscando información sobre rutas no turísticas en la Gran Muralla China… Me gustaría seguir una ruta parecida a la de ustedes, pero lamentablemente viajo solo y no me he decidido aún… Probablemenete puedan ver mi relato en mi blog en las próximas semanas. Ya tengo todo listo para viajar e Beijing y a la GRan Muralla este próximo fin de semana. Saludos.

    Responder
    • admin

      Ya verás como te encanta la muralla china. Ya estaré atento a tu blog para leer el tema de Beijing y la gran muralla. A pasarlo muy bien!!!

      Responder
  2. Ya hice la maleta  (@Yahicelamaleta)

    Yo he estado en la muralla china y me encanto. Pero reconozco que jamás dormiría allí por miedo. Sois unos valientes!!!

    Responder
    • admin

      Pues fue una experiencia única. Estuvimos completamente solos. Es cierto que a las 4 de la mañana nos despertaron un grupo de chinos, jejejejeje.

      Responder
  3. Enepi

    Buen post y bonitas fotos. Hay que evitar ir a Badaling. Si vas a algun otro tramo menos masificado es una experiencia completamente distinta. Yo hice Jinshanling a Simatai en 2007 y fue uno de los mejores dias viajeros de mi vida. No vimos a casi nadie hasta llegar a Simatai, quizas una docena de personas. Me quede con las ganas de pasar la noche sobre la Gran Muralla, me alegra que vosotros si puedieseis. Ya tengo excusa para volver. Saludos

    Responder
    • admin

      Yo en su día estuve mirando el tramo de Jinshanling a Simatai y coincidió que estaba cerrado por obras… Tras buscar alternativas ésta es la que más me gusto y también el echo de poder hacer noche en la muralla (una experiencia inolvidable). Así que se la recomiendo a toda la gente siempre y cuando cuidemos el medio (ya que observé que había gente que hacía hogeras…).

      Ah! me ha gustado tu blog. Un Saludo!!!!

      Responder
  4. martina

    Muy bueno el post!!! voy a chinasolo por unos dias, especificamente a dormir en la muralla asi que me vino G E N I A L
    abrazo!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.